Nemesio Moscoso Mamani

Agricultor / Jatin Luriri / Lichiguayo / Rescate de leyendas y tradición oral

cultor individual
Documentado por: Dirección Regional Tarapacá

Reseña

Don Nemesio Antonio Moscoso nace en 1944 en el poblado de Chijo (lugar de abrigo o sombrío en lengua Aymara), ubicado a sólo 7 kilómetros de la localidad de Cariquima, comuna de Colchane, I región de Tarapacá.

Es agricultor, historiador, cultor de sus tradiciones y maestro luriri, además de ser un destacado músico desikura, bandola, lichiwayu y pinquillo.

Debido a las condiciones climáticas de Chijo y la existencia de terrenos pedregosos de difícil regadío por sistema de canal, la comunidad ha desarrollado un sistema de regadío al que denominan “regadío por tendido”, logrando utilizar la mayor cantidad de tierras cultivables del pueblo. Es así, como logran cultivar una gran cantidad de, papas, habas, trigo, quinua, y flores como los gladiolos. Los meses de Junio y Julio preparan la tierra, y en mes de Septiembre y parte de Octubre se encargan de regar, utilizando cuatro “contra acequias” -indica Don Antonio- a las que denominan irphas, facilitando de esta manera el regadío. Posterior a este proceso, se ocupa una herramienta llamada taquiza, que se compone de un palo con punta de fierro forjado amarrada con un lazo de cuero de llamo, lo que facilitará la siembra en terrenos pedregosos –nos cuenta Don Antonio. El cuidado del sembradío es importante, ya que vivirán bajo la amenaza de unas pequeñas aves “semilleras” que emigran desde la precordillera al altiplano, llamadas ichirri, jachi y luche. Éste último entra por bandadas antes del amanecer. También don nemesio nos cuenta que construye espantapájaros para ahuyentar además a las liebres y vizcachas que bajan de los cerros en búsqueda de los brotes.

Don Nemesio Moscoso, es un maestro luriri. Luriri es un instrumento de 12 y 16 cuerdas, tradicional del altiplano tarapaqueño, conocido también como Bandola Aymara. Su sonido acompaña las celebraciones y eventos importantes del lugar, tales como carnavales, floreos y trillas de quinua. Se dedica hace 52 años a la confección de este instrumento y es el único en su región. Inició esta labor casi por casualidad, tras la destrucción de una de ellas. Él mismo decide ir hasta una comunidad cercana (Huara) para encontrar bandolas, pero como advirtió que el Luthier no alcanzaría a construirla las que necesitaba, decidió ayudarlo y ahí fue que aprendió la técnica y nunca más dejó de hacerlo.

Es reconocido por el Comité Experto como tesoro Humano Vivo 2014 por ser un Maestro Luriri Aymara, que representa una actividad poca conocida y con riesgo de desaparecer, como es la fabricación de instrumentos musicales, en este caso como fabricante y reparador de bandolas (instrumentos de 16 cuerdas) y otros instrumentos que enriquecen el patrimonio musical Aymara.

Video relacionado




  • Folio CNCA: 1030

  • Tipo: Cultor Individual

  • Fecha de registro en SIGPA: 14-12-2013

  • Género: Masculino

  • Ubicación: Región de Tarapacá - Pozo Almonte

  • Fecha de nacimiento: 17/01/1942

  • Lugar de nacimiento: Chijo

  • Dominios específicos: Agricultor / Jatin Luriri / Lichiguayo / Rescate de leyendas y tradición oral

  • Visto 744 veces

  • Tesoro Humano Vivo de Chile año 2014

  • mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    paz jones
    Julia Walker
    Jorge Maldonado Soto
    Tesoros Humanos Vivos
    Sigpa
    Sugerir Revisión