Cargando ficha, por favor espere...
patrimonio
Fiesta Popular, Región de Valparaí­so
Virgen de Lourdes de Cay Cay
  • Folio CNCA: 135
  • Tipo: Fiesta Popular
  • Fecha de registro en SIGPA: 4 de agosto de 2011
  • Fecha de inicio: Último domingo de noviembre
  • Fecha de término: Último domingo de noviembre
  • Día principal: Último domingo de noviembre
  • Visto 5617 veces
Galería de imágenes

La Fiesta de la Virgen de Lourdes dela localidad de Cay-Cay, en la comuna de Olmué, es de las más antiguas de las que se mantienen en práctica ininterrupida en la actual provincia de Quillota. El estandarte del baile chino, que oficia como dueño de casa en dicha fiesta, enseña el año 1865 como la fecha de fundación de la hermanación, lo que hace suponer que la fiesta es de igual o anterior data. Según el testimonio de Armando Reyes, integrante de la familia que junto a otros antiguos vecinos mantienen la organización de la fiesta, ésta "viene de un antiguo cacique que mandaba toda la fiesta aquí. Los bailes llegaban por arriba, por el otro lado del canal, y pasaban ahí donde está el puente, en toda la vuelta, porque ahí estaba la casa del cacique. Todavía se ven los cimientos de esa casa. Ahí pasaban y pedían permiso pa' dentrar pa' la fiesta, porque no podía pasar cualquiera, porque la fiesta tenía su cacique. Así era antes. Y, bueno... la cosa sigue más o menos igual, porque nosotros aquí, la comitiva, salimos a entregar las invitaciones como dos meses antes, a los bailes, pa' que vengan. Y aquí los esperamos con todo... Si esta es la única fiesta antigua que va quedando, porque antes casi todas eran así, con Recibimiento, pero ahora no porque se modernizaron con tada las cuestiones de los curas".

Como afirma Reyes, esta es una fiesta que posee un sistema festivo de alta reciprocidad para con los participantes, puesto que se establece un contrato tácito entre el invitado y el anfitrión, retribuyéndoles a los visitantes con atenciones como las comidas y bebidas que el baile y su "compaña" requiere durante el día de celebración. 

Este sistema festivo cuenta con una alta autonomía respecto del clero. De hecho, la presencia del párroco se restringe a la realización de la misa y el horario de ésta se  acuerda entre organización y parroquia. Por lo anterior, la gente hace una diferencia entre dos nociones que desagragan, aunque no de modo rupturista, la "religión" de la "devoción". En 2005, cuando entre el párroco y los organizadores no hubo acuerdo acerca del horario de la misa, un vecino afirmó: "este año no hubo acuerdo con la religión, porque este curita nuevo parece que no entiende que esto aquí lo hacimos por la devoción y el no puede poner las condiciones de la religión".

Actualmente, la fiesta posee una organización colectiva de carácter vecinal, centrado en lazos de amistad o consanguinidad.  No obstrante, la tradición oral precisa que esta fiesta estuvo por muchas décadas bajo la responsabilidad de la Familia Reyes, siendo los últimos responsables unipersonales don Gilberto Reyes y antes que él, don Fidel Reyes. La Familia Reyes sigue teniendo una importante participación en la organización y mantenimento de esta tradicional festividad.

  • Localización
  • Ámbitos culturales

Pescador-Campesino Valle Central

Sistema devocionario conformado por la presencia arcaica de expresiones y formas de organización surgidas del mestizaje étnico y cultural que tuvo lugar en la zona central de Chile, comprendiendo ésta como el territorio que se extiende entre el río Choapa por el norte hasta el río Maule por el sur. Durante la Colonia y hasta inicios de la República, la evangelización en esta zona recayó en manos de la Doctrina y la Encomienda, instituciones eclesiásticas y civiles respectivamente. Ambas instituciones tenían la misión de adoctrinar a los indígenas que residían en sus respectivos territorios. Sin embargo, la falta de un programa étnico de enseñanza, la lejanía respecto de los centros urbano-administrativos y los permanentes traslados a los que estuvieron sujetas las poblaciones indígenas, fueron factores que influyeron directamente sobre el proceso de evangelización, el cual en la práctica se desarrolló de forma esporádica, discontinua y con escaso control eclesiástico. En consecuencia, pese al álgido mestizaje que caracteriza a este territorio, se conservaron y perpetuaron expresiones de fe donde el sustrato indígena se mantuvo vigente, lo cual se manifiesta actualmente en diferentes elementos que componen la religiosidad campesina de Chile Central.

Autor de este registro
Consejo Nacional de la Cultura y las Artes
Comparte este registro

Sección Patrimonio Cultural

Departamento de Ciudadanía y Cultura · Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Sotomayor 233. 3er Piso. Valparaíso.

areapatrimonio@cultura.gob.cl · www.cultura.gob.cl