José Ignacio Sanhueza Avilés
Macul, Metropolitana de Santiago

 José Sanhueza Avilés (1999) es un joven cultor del Canto a lo Poeta. Comenzó a los16 años a aprender en el taller que don Alfonso Rubio dictaba en la Corporación Cultural de la Municipalidad de Puente Alto, y luego, buscando profundizar, se incorporó al grupo de Cantores de Juan Pérez en el año 2017. La composición de versos, dice, es lo esencial en esta práctica. Un gran desafío y de gran dificultad, dice Sanhueza Avilés.

 

No ha tenido la oportunidad de enseñar estas prácticas dado que se encuentra en una posición en la que no se siente con la potestad para hacer frente a la enseñanza.

 

Los grandes hitos en su recorrido por el Canto a lo Divino ha sido participar en las festividades religiosas anuales como la adoración a la virgen de Lourdes, el padecimiento de Cristo en Semana Santa y el día de la Inmaculada Concepción. Considera que los roles en el oficio no tienen mayor relevancia cuando el canto es hacia Dios, y se ve a sí mismo como un joven aprendiz que tiene como mayor responsabilidad la difusión hacia otras regiones del territorio nacional donde el Canto a lo Poeta no tiene tanta presencia.

 

Para él, ser un cultor del canto popular significa una gran responsabilidad,sintiéndose muchas veces incapaz de corresponder a la altura del Canto a lo Divino, de estudiar y empaparse de los conocimientos necesarios para lograr estarlo. 

¿A qué edad comenzó a aprender a cantar a lo poeta?

 

Como a los 16 años más o menos. Estaba en segundo medio o tercero medio una cosa así.

 

¿Recuerda cómo comenzó a aprender y con quienes aprendió?

 

Yo viví toda mi vida en Puente alto y ahí en la Corporación Municipal de Cultura tenía un taller de guitarrón chileno que dictaba don Alfonso Rubio, hermano de Santos Rubio y uno de los cantores más importantes en la historia del guitarrón chileno. Y este viejito hacía un taller ahí en la corporación municipal, donde yo participaba tocando en una orquesta. Ahí me interesó y me daban todas las facilidades. Me prestaban un guitarrón y todo, así que empecé con él. Estuve más o menos como un año en lo que duró el taller y la verdad no aprendí mucho,o sea, yo le tengo harto cariño a don Alfonso, pero era bien recatado con sus conocimientos. Luego fue a través del canto que conocí a Don Juan Pérez, en un canto que hace en la parroquia en la que yo participo o participaban activamente en Puente Alto. Ahí lo conocí empecé a participar con él, eso fue en el 2017.

 

¿Qué conocimientos son sí o sí necesarios para ser un cantor a lo poeta?

 

La confección y la escritura de versos, esa es una parte clave y que es súper difícil de aprender, sobre todo al principio, manejar el tema de las rimas del octosílabo, de las décimas.  Todas las tradiciones tienen un lenguaje muy propio [...] Yo diría como el gran desafío,porque al final yo tocaba guitarra y si bien el guitarrón es totalmente distinto, tener esa base, ese conocimiento aliviana un poco la tarea. Yo creo que eso es como la mayor dificultad a la que uno se enfrenta cuando se mete en esto.

 

¿Ha enseñado estos conocimientos y estas prácticas? ¿A quiénes? 

 

No, no formalmente como en un taller o algo así, pero tampoco sé si tengo también la potestad como para hacer eso. Yo llevo poco frente a otros cultores que son mucho más viejos.

 

Cuénteme de su recorrido en este oficio ¿Cuáles serían sus principales hitos?

 

Como es un ambiente de tradición en el fondo son las festividades los momentos claves del año en los cuales se realizan cantos a lo divino [...]  Entonces los cantos tradicionales tienen fechas muy claves y que se repiten durante los años. Yo empecé un febrero, con la adoración a la virgen de Lourdes, luego el 8 de diciembre con la Inmaculada Concepción, obviamente también la Semana Santa,  de padecimiento [...] también cuando cantamos en el Santuario de Maipú, para la conmemoración de la venida del Papa Juan Pablo II, cuando vamos a cantar a unos a unos cerros en Santa Rita y eso es una experiencia muy bonita de la cual obviamente para mí marca un hito. 

 

¿Qué significa para usted ser un cantor a lo poeta?

 

Yo creo que significa una gran responsabilidad y de hecho yo creo que muchas veces me siento como que no correspondo al canto a la altura que tiene el canto a lo divino, principalmente porque el canto a lo divino requiere de mucha preparación, muchas veces de oración, de estudiar los textos, de conocer, de meterse bien en el tema y a pesar de que yo hago el esfuerzo de repente igual siento que no lo logro del todo.

 

Como cantor a lo poeta ¿qué papel siente que juega usted en el desarrollo de esta práctica tradicional? 

 

Cuando uno canta para Dios en el fondo esas cosas no toman mayor importancia, pero por eso me considero como un cultor más, y no sé si más del montón es la palabra,pero como un cultor más dentro de todos los cultores que hay en chile, y un chiquillo que todavía sigue aprendiendo. 

 

Como cantor a lo poeta ¿cuáles cree que son sus principales responsabilidades el canto?

 

Yo creo que la principal responsabilidad en el fondo es de difusión hacia otras zonas de Chile, donde por ejemplo guitarrón no existe porque muy localizado en la zona central del país.

  • Identificador SIGPA: CI6690
  • Fecha de registro: 02-09-2022
  • Tipo: Cultor individual
  • Género: Masculino
  • Comuna: Macul
  • Region: Metropolitana de Santiago
Ubicacion